Menu

Algunas claves para la comunicación eficaz

Algunas claves para la comunicación eficaz

Claves para la comunicación eficaz

Vivimos en una sobresaturación de información y mensajes constante. Es por esto que el mensaje que nosotros transmitimos se diluye en la maraña de contenidos que nos rodean y a menudo llega debilitado a nuestro receptor. Sin tu propia comunicación, no existes, y para evitarlo, nos parece oportuno hacer una revisión en profundidad del proceso de comunicación.

En el mismo intervienen numerosos factores: un emisor (tú, yo, una empresa…) con interés de comunicar con un receptor (por amor, por negocios…). La comunicación se sucede a través de un canal compartido y está compuesta por un mensaje (verbal o no verbal) que se transmite mediante un código común entre emisor y receptor. La comunicación depende por lo tanto de los puntos comunes, de encontrar el canal que se comparte con el receptor y de utilizar un código que él entienda. De modo que el “proceso de comunicación” se basa en gran medida en lo mucho o poco que conozcamos a nuestro receptor, a nuestra persona de interés.

Algunas claves para conseguir una comunicación efectiva:

1.       Ser humildes, conscientes de que nuestro receptor no está esperando o pendiente de nuestro mensaje, de modo que tendremos que llamar su atención.

2.       Intentar conocer al máximo a nuestro receptor para identificar el mejor canal de comunicación y el código compartido.

3.       Mantener el lenguaje lo más sencillo posible: precisamente porque nuestro interlocutor no está pendiente de nosotros, debemos intentar que el esfuerzo que le pedimos por entendernos sea el mínimo.

4.       Repetir el mensaje, sin abrumar, pero la repetición genera notoriedad. Una manera de conseguirlo es identificando diferentes canales que nos permitan contar lo mismo, pero accediendo a nuestro receptor en diferentes momentos.

5.       La diferenciación se consigue empleando combinaciones originales de los componentes de la comunicación: el canal, el mensaje y el código. Pero…Cuidado con intentar ser demasiado original. ¡Puede que nuestro receptor no nos entienda!

Y terminando… ojo con la NO-comunicación, el no hacer nada, también comunica…

¿Quieres saber cómo comunicar mejor los valores de tu empresa? Pincha AQUÍ.

0 Comentarios Escribir una reseña

    Dejar un comentario

    Tu comentario 

    This is a unique website which will require a more modern browser to work!

    Please upgrade today!