Menu

Cena de empresa: ¿marketing interno?

Cena de empresa: ¿marketing interno?

Es época de cenas de empresa y a estas alturas de diciembre puede que ya hayas celebrado la tuya. Nosotros la tuvimos anoche (¡lo pasamos fenomenal!), y además de aprovechar para agradecer a los asistentes el rato que pasamos y colgar algunas fotos, aprovecho la excusa de la cena para compartir con vosotros algunas reflexiones sobre el marketing interno. Son reflexiones dirigidas a pequeños empresarios con equipos pequeños. Espero que te guste

CenaMetodo2013

La cena de Navidad es un momento importante para la empresa, una ocasión de estrechar lazos, conocernos mejor, acercarnos a nuestros compañeros… En definitiva, hacer más empresa. Si tienes y gestionas un equipo, seguro que querrías que se identificaran al máximo con el proyecto, conseguirlo es una de tus tareas como líder y aprovechar estas ocasiones especiales es una buena opción. Mientras organizas la cena de navidad, además de pensar en pasar un buen rato… ¿no podrías pensar más allá e intentar que además sea una ocasión para “hacer más empresa”?¿no te encantaría que el grupo saliera más unido? ¿con más capacidad para trabajar en equipo? Esto no quiere decir que toda la cena gire en torno a tu empresa, tus productos, tus servicios. Es más, de eso no se debería hablar ni un segundo si no es porque tu empresa es precisamente un secadero de jamón ¡y les vas a regalar un jamón a cada uno! Debe ser un momento en el que tú, como gerente, director, etc. te pones al servicio de tus colaboradores, de tu cliente interno, para que lo pasen bien entre ellos, para que se conozcan mejor (muchas veces tú conoces bien a cada uno de ellos, pero ellos no se conocen tanto entre sí).

Intenta que los valores de tu empresa se vean también en la cena. Método marketing es sencillo, práctico, imaginativo, directo, cercano… y eso hemos intentado que sea nuestra cena.  

El menú: En nuestro caso no era nada sofisticado, de hecho, como queremos reforzar el contacto con las “personas”, quedamos en que cada uno traía algo para los demás. Incluso siendo una empresa con un número más alto de trabajadores podría organizarse un gran buffet, y mostrar quién ha traído qué y compartir recetas… Esta opción da pie a conversaciones, por ejemplo. Si la vuestra es cenar en un restaurante, además de guiarte por el precio, intenta también que sea algo que aporte a tu gente, algo que les haga recordar la empresa en la que están (¡sin hablar de ella!). Puede ser un restaurante del barrio, de un cliente, puedes pedir algún guiño en el menú para tu equipo… ¡hay mil opciones!

La decoración: Nosotros jugamos con un toque clásico (somos unos sentimentales, qué le vamos a hacer… ) y algo más moderno, para que nadie diga que nuestro lado más creativo no estaba ahí. 

La dinamización: Al final se trata de pasarlo bien y si es entre gente que no se conoce tanto, puede que necesiten alguna ayudita para romper el hielo. El vino de la cena ayuda, qué duda cabe, pero para romper esos grupos que se forman  siempre entre los que se conocen, podrías ofrecer algún tipo de juego o actividad con la que les animes a interactuar. Si te sirve como ejemplo, nosotros realizamos una cata-cuestionario en la que todos teníamos que adivinar qué tipo de vino era, su procedencia y algunas características a través de los sentidos. Si tu evento es en la calle, podrías organizar una gymkahna, un concurso, siempre puedes regalar luego una botella de vino que no cuesta mucho y se agradece.

EquipoMetodo2013

Por último, recuerda que tú eres el anfitrión, haz que se sientan atendidos, marca los tiempos como lo haría un buen anfitrión, sin acosar a nadie, sin permitir que decaiga, sin alargarlo innecesariamente. Aprovecha que les tienes a todos juntos, y en un breve discurso (¡nunca más de 5 minutos!) agradece su aportación y ayúdales a visualizar el futuro que podéis crear juntos. Los dos sabemos que sin ellos, tu empresa no sería lo que es, ¿o no? ;)

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!