Menu

Cómo hablar en público

Cómo hablar en público

Cómo hablar en público
Cómo hablar en público

Foto: http://www.protestantedigital.com/

A lo largo de nuestra vida es probable que nos enfrentemos a un discurso en público. Aunque no seamos presentadores de tele, formadores o animadores de hotel, hay situaciones en las que tienes que sostener la copa de cava y golpear con el tenedor para hacerte oír entre tus invitados. En tu boda, por ejemplo. O en la cena de empresa de finales de año. Como no son habituales, pensamos que no merece la pena prepararnos para enfrentarnos a ellas o simplemente no sabemos por donde empezar a hacerlo. Sin embargo, el miedo se apodera de nosotros justo minutos y, en los mejores casos, segundos antes de la intervención y sólo queremos que pase ya ese momento. Que alguien cuente un chiste o, mejor, que llegue la hora del aplauso y nos pongamos todos a comer. En esos momentos también se nos pasa por la cabeza habérnoslo preparado más. Hemos perdido una oportunidad estupenda para agradecer a nuestros invitados su presencia o comunicar nuestras intenciones de manera que la recuerden por un largo tiempo.

Tanto en discursos profesionales (una reunión con tus proveedores, un evento con clientes o una presentación de tu empresa) como en discursos familiares, es conveniente hacernos estas preguntas:

  • ¿Quién es tu público? El otro día mi hermana me comentaba que la profesora de su hija Paola le había pedido que acudiera a su clase para hablar al resto de sus compañeros de cómo era la niña. Mi hermana no le había dado importancia a quién era su público hasta que le pregunté cómo había pensado realizar esa presentación. Le aconsejé que utilizara cartulinas y que, en vez de hacer una exposición únicamente verbal, dibujara las cosas que le gustaban y las que no. Ella, que es muy manitas, mejoró mi idea e hizo unos dibujos muy ilustrativos que dejaron al auditorio de segundo de infantil ojiplático. La profesora le pidió las cartulinas para conocer más los gustos de Paola y mi hermana consiguió el reto: que los compañeros de Paola la conocieran mejor y no se olvidaran de que es lo que le gusta y lo que no. ¿Hubiera causado el mismo efecto si su público hubiera sido otro? El público determina siempre el discurso. ¿A qué no te atreverías a exponer de la misma manera un argumento delante de tus amigos que de tus empleados? El mejor consejo para hablar en público es adaptar el mensaje a nuestro auditorio para que surta el efecto deseado. 

  • Prepáratelo mucho: Te han aumentado de puesto y debes comunicárselo a tus empleados. Aprovecha la ocasión para que recuerden más allá de 5 segundos lo que has dicho, es una gran oportunidad para dejar buen sabor de boca. Intenta ser original y, si no es lo tuyo, pide ayuda o consejo a alguien de tu alrededor que tenga más experiencia en cautivar al público. Si prefieres no compartir tu discurso, coge papel y boli y escribe las ideas principales que querrías decir sí o sí. Una vez las tengas definidas, busca la manera más original de verbalizarlas. Saliendo del plano formal del trabajo, aunque seas el novio en la boda y tengas a los invitados ganados, no te confíes. La preparación es clave para un discurso exitoso.

  • No pares de ensayarlo hasta que te lo sepas de memoria. Da igual que sean 5 párrafos o una única frase. Ensaya frente al espejo una y otra vez el texto. Si puedes, grábate. Visualizar el discurso en vídeo te servirá para mejorar tu comunicación no verbal. El día clave, cuando te toque empezar a hablar, es probable que necesites tener algún papel delante pero, si las cosas salen bien, antes de llegar a la mitad del discurso, te relajarás y no necesitarás tener nada escrito.

  • Busca un sitio apropiado para tu discurso. Puede que en muchos casos venga predefinido por las circunstancias pero, si no es así, busca un lugar desde el que se te pueda ver bien, que todos tus invitados, clientes o amigos, te escuchen y te vean sin dificultad. Si puedes subirte a alguna plataforma más alta para que se te vea mejor, genial (tampoco muy alta. Puedes echar por tierra el discurso con una caída o con las carcajadas del auditorio antes de comenzar).

  • Siéntete seguro. Gracias, por supuesto, al ensayo hasta la extenuación pero no olvides… la ropa, el peinado, en el caso de las mujeres el maquillaje… son aspectos fundamentales que nos hacen sentir seguros con nosotros mismos.

  • No dejes nada a la improvisación: seguramente no sea lo tuyo porque, recuerda, no eres ni animador de tele, ni te dedicas a la formación ni lo tuyo es animar a turistas en un hotel :)

Estos son sólo algunos consejos que te ayudarán en tu próximo discurso. ¿Tienes un evento que presentar próximamente? ¿Necesitas que te ayudemos de manera profesional para causar la mejor impresión en tu próxima exposición pública?

¡Contáctanos!

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!