Menu

Las redes sociales te cambian la cara.

Gestión de redes sociales

Las redes sociales te cambian la cara.

Las redes sociales te cambian la cara.

Escaparate.

“Las redes sociales son malas” “las redes sociales son peligrosas” “las redes sociales son adictivas”… estoy segura de que en tu círculo de amistades, entre los miembros de tu familia, o en una charla coloquial con algún conocido, ha salido este tema y han defendido, a capa y espada, lo malas que son las redes sociales para la sociedad: generan dependencia, disminuyen la autoestima de las personas más jóvenes, aíslan… y una lista sin fin de grandes inconvenientes. Te haré una pregunta…

¿Un martillo es bueno o malo?

Por un lado, aquella persona que lo utilizó para hacer chapuzas en casa y arreglar las cosas que estaban rotas. Por otro, quien lo usó para amenazar a alguien y robarle el bolso. ¿Qué dirías, es bueno o malo el martillo? Solución: el martillo es una herramienta, lo que es bueno o malo es el uso que le damos.

Sucede lo mismo con las redes sociales. Son una herramienta, y como tal debemos recordar que son capaces de ayudar a comunicar ideas maravillosas, a estar conectados con personas queridas o a localizar fondos para llevar a cabo un proyecto en la otra punta del mundo. Son capaces de lo peor, pero también de lo mejor. De nosotros depende realizar un uso responsable de las mismas.

Las redes sociales nos dan otra oportunidad

¿A qué me refiero? Conozco unos cuantos casos de restaurantes, bares, tiendas…que tienen una imagen que no es la que querían transmitir sus dueños. Por el boca-oído, por la costumbre, por la dejadez de los propietarios, o por meras casualidades de la vida, hay veces que te encuentras con locales que llevan colgado el cartel de tradicional en la frente, y sus dueños te cuentan que están hartos de ser el sitio para tomar café y jugar a las cartas, que ellos son innovadores, que son un bar moderno, y que no entienden qué pasa, “si hasta ponen música indie en la radio del bar”.

¿Qué podíamos hacer con una situación así cuando no existían redes sociales? Hablar con el sobrino, el nieto o la hija de nuestro compañero para que fuese al bar con los amigos “que ya veréis como os gusta”. ¿Efectividad? Ninguna.

Sin embargo, ahora, con las redes sociales, al más puro estilo Noche de Estrellas, puedes dotar a tu empresa de la personalidad que quieras, cambiarle la cara, rejuvenecer tus clientes en cuestión de meses o convertirte en ese bar tan de moda en la ciudad. En definitiva, sacarle más partido a tu marca.

Tienes que entender las redes sociales como un escaparate de tu marca al mundo teniendo claro, que cada acción, por pequeña que sea, comunica. El mensaje dando las gracias a quién te visitó, el tono con el que anuncias que tenéis novedades en carta, hasta la templanza y sobriedad con la que te disculpas tras una mala crítica, todo comunica. Por eso es muy importante que reflexiones acerca de qué quieres contar al mundo, cómo quieres ser visto y qué posición quieres ocupar en la mente de quién visita tus redes sociales.

Ahora sí, tenemos una segunda oportunidad de causar una buena primera impresión.

0 Comentarios Escribir una reseña

    Dejar un comentario

    Tu comentario 

    This is a unique website which will require a more modern browser to work!

    Please upgrade today!