Menu

Mejorar la comunicación

Mejorar la comunicación

 

Mejorar la comunicación
Mejorar la comunicación

La cosa está así: Estamos saturados de información y nuestros clientes también lo están. Y encima, a ellos nos les importamos nada. Solo se importan ellos mismos. Entonces, ¡¿cómo conseguir que nuestros (potenciales) clientes nos presten algo de atención?!

Posibilidades:

  1. Hacer mucho ruido de una sola vez:  publicitándonos en numerosos medios y soportes al mismo tiempo: televisión, vallas publicitarias, prensa, anuncios en internet (adwords, promociones de facebook).
  2. Sorprender: lanzando un mensaje increíblemente diferente que haga que el mensaje se expanda solito. Como los virales de las redes sociales, claro que esto solo sucede una vez entre un millón. Todo el mundo anda buscando el secreto, pero apenas unos pocos vídeos consiguen ser virales.
  3. Ser repetitivo: repitiendo mucho mucho el mensaje. Para los pequeños empresarios con los que trabajamos, a menudo, la única manera que les queda es precisamente esta última, repetir el mensaje a través de sus pequeñas acciones. Esta es una opción a medio-largo plazo, pero si no dispones de los recursos financieros y creativos de las dos primeras opciones tendrás que ir sembrando poco a poco… Repetir el mensaje no solo significa lanzar continuamente pequeñas campañas de comunicación, sino, además (o incluso principalmente),  que éstas estén transmitiendo siempre lo mismo. Ahora tú, párate un momento a pensar… ¿qué mensaje transmitías en tus últimas campañas? ¿decías siempre lo mismo? ¿o parecido? ¿o cada vez decías una cosa distinta? Porque claro, si cada vez dices algo distinto, ¡¿cómo quieres que te recuerden?!

Si no tienes un gran presupuesto que te permita hacer mucho ruido una sola vez, o mucha imaginación que te permita crear una gran campaña que se comunique sola, tendrás que recurrir a la repetición. Eso significa ser siempre muy coherente con tus mensajes (¿qué me gustaría que mi cliente supiera de mí? ¿Es ese el mensaje que estoy transmitiendo?), qué canales estoy usando (¿son los mismos que usan mis clientes (potenciales)?). Cualquier pequeño y pequeñísimo empresario está comunicando constantemente. Es hora de que analices si siempre estás diciendo lo mismo o no. No temas ser pesado en realidad solo tú y tu madre estáis realmente atentos a lo que dices. Los demás, no del todo, de modo que se lo tienes que ir repitiendo con amabilidad de vez en cuando.

Fíjate en el ejemplo de NIVEA, su repetitivo color azul intenso, sus letras blancas en mayúscula, a lo largo de años y años que han terminado por formar parte de nuestras vidas. Ellos también tuvieron una primera vez en comunicación (nacieron en 1911) y parte del resultado de hoy y de su valor de marca es sin duda el haber sido fieles a sí mismos durante mucho este tiempo.

 ¿Qué opinas tú al respecto? ¿estas de acuerdo? Me encantaría conocer tu opinión en los  comentarios, y si crees que este post puede ayudar a mejorar la comunicación ¡no dudes en compartirlo!

0 Comentarios Escribir una reseña

    Dejar un comentario

    Tu comentario 

    This is a unique website which will require a more modern browser to work!

    Please upgrade today!